Post 51: Y llegó el otoño

Poesía de paso.

Bienvenido a una Lectura accidental.

 

Y paso el verano,

y enmudecieron las ganas

de volver a escribir.

 

[ Pero las letras son persistentes ]

 

Y pasaron las lluvias,

y llegó el otoño.

Pero sopla el viento,

y las ganas vuelven

entre el susurro del aire

y el canto del ave,

cae una pluma

con dirección ambulante.

 

Buscando una tinta

o buscando el ratón

no importa el lienzo

para plasmar la razón

de mi inspiración.

 

Heme aquí

escribiendo de nuevo

mientras las letras danzan

las palabras hacen su soneto

con ritmo y con cuerpo.

 

Con una taza vacía

sin nectar de Dioses

descubriendo que la musa

no existe ni tiene nombre.

 

Y llegó el otoño…

y volvieron las letras,

un poco dispersas,

para seguir armando

un rompecabezas.

 

Deja un comentario