repentina, typewrite machine, letras, título post

Post 03 “Repentina”: Entre la técnica del desafío y el arte de improvisar.

Una dinámica para activar las neuronas.

Repentina: Reacción ante lo no previsto, pero que resulta un gran reto a resolver al momentus.

En algún momento de tu vida seguramente te has topado con esta situación: reaccionar o tomar una acción inmediata ante algo no previsto, no planeado… sin embargo, sucede.

Es ese preciso instante en que tienes que volcar todos tus recursos y herramientas para accionar al momento. No hay tiempo para meditar, porque la repentina exige inmediatez, que por ende, demanda lo mejor de nosotros en un accionar de tiempo limitado.

Repentina es una técnica que promueve la creatividad para poder ejercitar una solución, y no con elementos a elegir, sino como un proceso enmarcado bajo una serie de condiciones que nos son otorgadas sin posibilidad de cambiar nada; y bajo esa premisa, representa  hacer todo lo mejor posible mediante los recursos con los que cuentas al momento.

De ahí que ésta técnica es como para espabilarse, sacudirse y dar lo mejor de si.

Esto me lleva a pensar que como Repentina, las hay todo el tiempo si lo analizamos de esta forma, en situaciones del día a día que nos exigen en cierta forma resolver cualquier cosa.

El arte de improvisar

No puedo dejar de relacionar esta técnica empleada por diseñadores, arquitectos, o en alguna disciplina creativa con el arte de la improvisación, y entonces es por ello que se dice que improvisar es todo un arte, lo cual implica poner a prueba el ingenio, y tomar el riesgo, dejando de  lado el temor a cometer un posible error.

taza,café,hielo

Esto no significa que no debamos prever situaciones a través de la organización; sin embargo, siempre deberíamos estar preparados para lo inesperado, para lo inoportuno y para aquellas cosas que nos toman por sorpresa.

Lo más importante es estar preparado para ¡vivir! desde la perspectiva en la que te das la oportunidad de ser, de sentir, de explorar, de manifestar y también ¿por que no? de equivocarte, de no temer a las decisiones por más simples o complicadas que pudiesen parecer, permítete fallar porque nada es perfecto, vida es solo una; y solo contamos con una oportunidad para descifrar su gran misterio.

Repentina de 165 palabras.

Hace tiempo, aplicando en una plataforma de contenidos bastante buena llamada wearecontent, me encontraba llenando el proceso de registro cuando me tope con que uno de los requisitos era escribir un texto cuya temática fuese de corte libre, de mínimo 150 caracteres, por lo que me gustaría compartirles esos caracteres que surgieron a detalle.

En ese momento, no pensé en algo especifico como tema a abordar, solo me deje guiar un poco a ciegas dejando que las neuronas y el interior hicieran su función.

 

Siempre he pensado que el ser humano en sí, no es sólo un hombre de costumbres y tradiciones, sino también de contradicciones. ¿Por qué digo ésto? Me encuentro escribiendo desde el “momentum”, tratando de exponer un tema libre, y es aquí donde me refiero a las contradicciones del ser humano, porque justo cuando te piden exponer algo en total libertad, en ese mismo instante… cuesta decidir dentro de tantas cosas a elegir.

Sin embargo yo he elegido escribir desde mi momentum de lo que pasa justo en este instante por mi pensamiento, redactando palabra a palabra lo que me dicta mi conciencia a través de estás líneas desde el inicio, encajonadas en una pequeña “box” viendo el correr de cada palabra en el contador que justamente se encuentra aquí abajo.

Esta, sería la presentación de mi pensamiento tan curioso, explorando y conectando neuronas e ideas que se han acumulado a través de la experiencia y del infinito tiempo que ha transcurrido por mi finita existencia.