amor, amour, cita en café

Post 27: Hablemos del amour.

El amor un poco a destiempo, más nunca ausente.

Estamos casi por concluir el mes de Febrero, un mes que ha sido especialmente dedicado al amor, por lo que sería imperdonable no hablar del tema, y de todo ese enigma tan envolvente que nos abraza desde el inicio de los tiempos.

El inicio de los tiempos desde que el hombre es hombre, o el inicio de los tiempos que nos pertenecen desde el momento de nacer.

Desde el momento en que nace cada ser, se empieza a escribir una historia.

En esa historia, cada página y cada renglón se va llenando con acontecimientos que nos marcan de por vida.

Y aquello que nos marcará de por vida definitivamente estará enmarcado bajo el concepto del amor.

La historia detrás del amor.

Hay historia e historias, y cada historia podría resultar tan digna de ser contada en la que el protagonista principal será siempre…

Si, acertaste: el amor.

El amor incondicional en primer plano; el resto somos actores secundarios involucrados y partícipes del concepto que nos compromete con este papel que hemos elegido por naturaleza y vocación que se manifestará de mil maneras.

A veces su manifiesto dará lugar en el papel de madre o padre, de hija o hijo, de esposa o esposo, de amiga o amigo, a través de un extraño, a través de nuestras mascotas. a través de la compasión, del perdón,…

A veces, el amor adquirirá formas extrañas que no comprendes, sin embargo estará ahí, manifestándose, de una u otra forma.

El amor no falla.

Aún cuando sientas que no hay más, tendrás que voltearte a ver a ti mismo, abrir los ojos y saber que tú mismo tendrás que tener un acto de amor para contigo mismo.

Valentín

Ahora bien, ¿De donde proviene toda esta tradición para dedicar un día y un mes en particular para celebrarlo? y ¿Por qué San Valentín?

Indagando un poco acerca de esto, me tope con una serie de versiones dispares, dejando un espacio para la duda creyendo que se trata casi de un mito.

Sin embargo, hubo una que me pareció  convincente, que proyecta a San Valentín como santo y patrono de los enamorados, debido a su intervención al desafiar a las autoridades romanas que prohibían la unión de soldados con sus amadas a través del matrimonio, al considerar que un soldado no debía tener ataduras sentimentales.

De tal forma que, en aquel entonces quien sería el sacerdote Valentín se dedicó a unir a las parejas bajo un ritual católico, pero en secreto.

Al percatarse de esto las autoridades, deciden castigarle y someterlo al martirio y finalmente a la muerte.

Qué acto tan terrible la que retrata tal injusticia.

El origen de esta tradición, nos remonta a tiempos demasiado distantes y pensar que hubo un un sacerdote llamado Valentín que se atrevió a desafiar, a intervenir, a actuar tal cual demanda el amor sincero, verdadero y honesto.

Así que Hablemos del amor como ese acto requiere de esa valentía total que convierte al amor en una ciencia comprobable de hechos cotidianos que nos inspiran, que nos transforman y que nos hacen enamorarnos cada día más de la vida misma .

Deja un comentario