cover post 11

Post 11: Renuncié y ahora soy feliz

Primer Colaboración especial para Letras Ambulantes | Autor: Paula Sánchez (Colombia)

Renuncié a mi trabajo y a todo tipo de estabilidad que esto puede generar, mi familia me miró con ojos de asombro y mis amigos dijeron —¿pero de qué vas a vivir ahora?- y mi respuesta fue —¡Pues me dedicaré a ser feliz¡-

El mundo no está preparado para escuchar que se puede trabajar y ser feliz al mismo tiempo. Para mí la felicidad no se encuentra en tener un trabajo estable con horarios rígidos y jefes que quieren aprovecharse de lo buena persona que eres y terminas siendo explotado de la forma más descarada posible.

La felicidad es calidad de vida y siempre soñé con tener control sobre mi tiempo y disfrutar de un café en la mañana todavía con la pijama puesta mientras reviso lo que haré en el día y de qué forma lo haré.

De hambre no me he muerto y ya casi cumplo un año desde que decidí renunciar a mi empleo estable como docente en un colegio que no me permitía realizarme como “ser”, y digo “ser” porque esta palabra implica varias dimensiones.

cámara, fotografía, Paula

Puedo decir con una sonrisa dibujada en mi rostro que soy una feliz Freelance, no ha sido fácil, y he tenido que trabajar fuertemente para lograr las metas económicas y la estabilidad que realmente sí se puede conseguir trabajando desde casa.

¿Y la calidad de vida? La respuesta es clara. Ser independiente influye directamente en la calidad de vida de las personas.

Es muy agradable ver el rostro de las personas cuando escuchan la respuesta a la pregunta ¿a qué te dedicas? -es fabuloso responder -me dedico a administrar redes, a crear contenido, a diseñar páginas web, a hacer traducciones y muchas cosas más, y lo mejor es que lo hago desde donde yo quiera hacerlo- creo que al principio no se la creen, porque aún existe cierta resistencia a la aceptación de que puedes ejercer diferentes profesiones sin tener que desplazarte a un lugar de trabajo y evitarte respirar el humo de los carros, los trancones, la música que no quieres escuchar en el autobús, los estrujones y pisotones de la gente en el metro y demorarte aproximadamente una o dos horas para llegar al lugar destino y luego repetir el mismo proceso de vuelta a casa, donde seguramente te esperan una esposa o esposo , unos hijos, una familia con la cual es complicado disfrutar si estás de mal humor, agotado y con trabajo que tuviste que llevarte a casa porque el tiempo no te rindió en la oficina y debes entregar ese informe de carácter urgente.

camara, yashica, paula

Esta es la vida de la mayoría de las personas que laboran de manera tradicional. Pero aclaremos algo, ser freelance si bien implica manejar tu tiempo y no tener que desplazarte, significa también que debes ser responsable y auto disciplinado, ponerte un horario para cumplir con los trabajos encomendados y hacerlo de forma profesional e impecable.

Y ponte metas, trata siempre de llegar más lejos, prepárate con personas profesionales que saben muy bien de lo que hablan y no te van a pintar pajaritos en el aire diciéndote que será fácil.

Realmente me siento feliz y no me he muerto de hambre.

 

Autor: Paula Sánchez (Colombia)  

Fotografía de interiores y portada de artículo: Paula Sánchez

FB artepaulasanchez

INSTAGRAM pauliartsphotography

 

Deja un comentario